Historias de fantasía en sexto de primaria.

¿Quieres compartirlo?

Hola a todos, lectores del Colegio Vegasur.

En el post de hoy voy a contaros como los chicos y chicas de sexto de primaria han aprendido muchas cosas nuevas de la literatura fantástica clásica. Tengo que decir que estoy muy contento con los resultados obtenidos. En sus historias han sido capaces de introducir personajes tan dispares como humanos, gigantes, enanos, orcos, hadas, ninfas, dragones, unicornios, ogros, magos, brujos… y ¡ hasta centauros !

Para introducirlos en la historia les he dado un texto en el que ellos eligen los tipos de personajes, así como sus nombres.

Este es el comienzo de la historia, donde les doy el inicio y un poquito del nudo:

…….. era un …..(Elegid un tipo de personaje fantástico:elfo, mago, brujo, enano, humano, etc) que había sido seleccionado por su reino para una difícil misión, la de capitanear un pequeño grupo de 5 (elfos/magos, etc) muy bien entrenados para adentrarse en el gigantesco bosque oscuro, poblado por los peligrosos orcos y llegar hasta un antiguo santuario para buscar la piedra de la esperanza.

Según una antigua profecía, quien tuviese esa piedra podría dominar a las almas oscuras de quienes querían gobernar todos los reinos e imponer el mal para el resto de los tiempos.

-Sois el mejor grupo que podríamos reunir. Durante miles de años hemos buscado la piedra, pero creo que lo hemos hecho en el lugar equivocado -dijo el rey.

-Ha llegado a nuestro poder, desde más allá del Mar Profundo, un plano antiquísimo. Hemos hecho una copia para que podáis llevárosla en esta peligrosa misión.

-Nuestro reino y el resto de reinos amigos dependen de vosotros. Cada vez el ejército de orcos es más numeroso y nuestros espías nos informan que se aproxima la guerra. Sois nuestra última esperanza. Salid al amanecer y mucha suerte, la vais a necesitar, dijo el Rey.

-Gracias, majestad, dijo …… .

Tras esto, dio la vuelta y fue a prepararse para la misión…

En todas las sesiones que hacemos de escritura creativa les recordamos como se tienen que estructurar los textos, intercalando textos descriptivos con diálogos de los personajes, poniendo especial atención a si el texto está escrito por ejemplo en tercera persona y en pasado, que lo hagan igual para que toda la historia tenga concordancia y esté escrita de igual manera.

En esta ocasión he tenido el placer de ponerle la nota máxima a quince chicos y chicas. Como creo que esas quince historias se merecen que las publique, voy a hacerlo en tres publicaciones distintas.
En esta vamos a empezar por 6ºA. Aquí están sus relatos:

Hanna Granger era una bruja que había sido seleccionada por su reino Wizgenweld para una difícil misión, la de capitanear un pequeño grupo de 3 magos y brujas muy bien entrenados para adentrarse en el gigantesco bosque prohibido, poblado por los peligrosos troles y ashwanders (unos especies de ladrones / asesinos magos) para llegar hasta un antiguo santuario para buscar la piedra inmortal.
Según una antigua profecía, quien tuviese la piedra podía transformar todo lo que tocase en oro puro y dar la vida eterna.

  • Sois el mejor grupo que podríamos reunir. Durante miles de años hemos buscado la piedra,
    pero creo que lo hemos hecho en el lugar equivocado -dijo el rey.
    -Ha llegado a nuestro poder, desde más allá de Hogsmeade, un plano antiquísimo. Hemos hecho una copia para que os la podáis llevar en esta peligrosa misión.
    -Nuestro reino y el resto de reinos amigos dependen de vosotros. Cada vez el ejército de troles y ashwanders es más numeroso y nuestros espías nos informan que se aproxima la guerra. Sois nuestra última esperanza. Salid mañana al atardecer y mucha suerte, la vais a necesitar.- dijo el Rey Merlín.
    -Gracias, majestad.- dijeron los cuatro guerreros al unísono.
    Tras esto, dieron la vuelta y fueron a prepararse para su misión en equipo. Su equipo esta dividido por 4 personas: Hanna Granger, Sebastian Sallow, Kaila Flint y Adrian Gaunt. Fueron al aula de entrenamiento, estuvieron varias horas entrenando sin descanso. A la mañana siguiente fueron al gran comedor y se tomaron un breve pero buen desayuno, después de eso fueron a ponerse sus trajes de espías y cogieron sus varitas, escobas y capas.
    -Dentro de dos horas tendremos que partir hacia Hogsmeade, un pueblo cerca del aquí y del Bosque Prohibido para llegar allí al atardecer.- dijo Hanna.
    -Esta bien iré a por mi libro de guías en vuelo.- Dijo Kaila.
    -Vosotros ir a barnizar las escobas para que en caso de que nos lacen un hechizo “flipendo” que no se destruya la escoba en caso de que podamos huir.- dijo Hanna mirando a Adrian y Sebastian.
    -Vamos Sebastian.- dijo Adrian señalando con la cabeza la sala donde dejaron todos las escobas.
    Dentro de dos horas Hanna, Kaila, Adrian y Sebastian cogieron todas sus cosas y salieron del castillo y montaron en sus escobas y se dirigieron hacía Hogsmeade, era un pueblo bastante grande y se veía que tenía muchos habitantes.
    -¡Kaila!, ¿es por la derecha verdad?-dijo Hanna tratando de hacer que Kaila pudiera escucharla ya que había mucho viento.
    -¡Si, vamos bien!-gritó Kaila.
    Hanna que iba la primera hizo un gesto para que los demás la siguieran. Bajaron por un sitio que tenía muchos arboles y arbustos.
    -“Ya debemos estar llegando”.-pensó Sebastian mirando al rededor.
    Se podían ver algunos hipogrifos con sus crías, lobos y algunos otros animales y ya se llegaba a ver algunos terrenos de ashwanders a lo lejos.
    -¡Vamos a aterrizar!-dijo Hanna.
    -¡Vale!- contestó Adrian bajando el nivel de velocidad seguido de Sebastian y después Kaila. -Tener cuidado, mi mapa indica que los ashwanders están cerca.- dijo en bajo tono Kaila.
    -Esta bien, coger las varitas.- dijo Hanna- Se esta haciendo de noche, “¡Lumos!”- dijo en un susurro Hanna y de la punta de su varita salió un destello blanco como si fuese una vela.
    Los cuatro magos se dirigieron hacia el terreno, los ashwanders los vieron a todos intentando pasar con sigilo así que tuvieron que luchar contra ellos.
    -Valla valla, que tenemos aquí.-dijo un ashwander que tenía una barba corta y marrón un tanto oscuro con poco pelo en la cabeza.- Si es una banda de muchachos, seguro que han sido mandados por el rey Merlín.- el ashwander se empezó a reír.- Veamos que pueden hace cuatro niñitos contra toda mi banda.-Y se volvió a reír.
    De repente apareció un grupo de ashwanders. Empezaron a atacar al grupo de Hanna y ellos contra atacaron. De los arbustos salieron unos cuantos troles.
    -¡Sebastian, Adrian! Vosotros atacareis a los troles, nosotras nos encargaremos de los ashwanders.-dijo Hanna.
    -Esta bien.-dijeron Sebastian y Adrian.
    Tiempo después, Adrian y Sebastian terminaron con los troles y Kaila y Hanna terminaron con todos los ashwanders. Hanna miro en una tienda de acampar por que había una luz roja intensa. -¡Chicos la he encontrado!-dijo con emoción. Todos se pusieron muy contentos al ver la piedra en las manos de Hanna. Días después llegaron al reino con la piedra.
    -Su majestad, hemos encontrado la piedra.-dijo Sebastian.- Aquí la tiene.
    Hanna entregó la piedra y el rey les nombró aurores.
    FIN

Jihyo era una maga que había sido seleccionada por su reino para una difícil misión, la de capitanear un pequeño grupo de 8 elfas muy bien entrenadas para adentrarse en el gigantesco bosque oscuro, poblado por los peligrosos orcos y llegar hasta un antiguo santuario para buscar la piedra de la esperanza.
Según una antigua profecía, quien tuviese esa piedra podría dominar a las almas oscuras de quienes querían gobernar todos los reinos e imponer el mal para el resto de los tiempos.

  • Sois el mejor grupo que podríamos reunir. Durante miles de años hemos buscado la piedra,
    pero creo que lo hemos hecho en el lugar equivocado -dijo el rey.
    -Ha llegado a nuestro poder, desde más allá del Mar Profundo, un plano antiquísimo. Hemos hecho una copia para que podáis llevárosla en esta peligrosa misión.
    -Nuestro reino y el resto de reinos amigos dependen de vosotras. Cada vez el ejército de orcos es más numeroso y nuestros espías nos informan que se aproxima la guerra. Sois nuestra última esperanza. Salid al amanecer y mucha suerte, la vais a necesitar, dijo el Rey.
    -Gracias, majestad, dijo Chaeyoung.
    Tras esto, las 8 elfas y la maga se dieron la vuelta y fueron a prepararse para la misión. Jihyo sacó ocho túnicas de un cofre y se las entregó a las elfas
  • A partir de ahora somos la Comunidad de la Esperanza. Estas túnicas tienen un poder mágico,
    os harán invisibles solo con poneros las capuchas. Son de diferentes colores, elegid la que más
    os guste.
    Nayeon eligió la azul cielo; Jeongyeong, la verde ; Momo, la rosa ;Sana, la morada; Tzuyu, la azul oscura; Mina, la azul pastel; Dahyun, la blanca; Chaeyoung, la roja; y Jihyo, la amarilla. Tras esto, se despidieron del rey y emprendieron el largo y peligroso viaje hacia el santuario. Decidieron viajar de noche y dormir de día para no ser vistas por los orcos. No podían hacer fuego para cocinar. Si lo hicieran, les podrían ver los espías de los orcos.
  • Entonces, ¿qué comeremos? , preguntó una de las elfas.
  • Pan élfico, contestó Jihyo. Vuestro rey me lo entregó ayer. No está muy bueno pero un solo
    bocado nos da energía para continuar. Además, es como comer el mejor de los manjares. Solo
    tenéis que pensarlo.
    La idea no les gustó pero no tenían otra opción.
    Y así pasaron los días, caminando de noche, descansando de día y comiendo pequeños trozos de pan élfico. Tras una semana llegaron al Bosque Oscuro. El lugar no les asustaba porque eran muy valientes, además, si algo caracteriza a los elfos es su vista. Podían ver perfectamente en la oscuridad. Eso sí, tenían que tener mucho cuidado. Cada vez que escuchaban el mínimo ruido se ponían las capuchas de sus túnicas y se hacían invisibles. En unas horas lograron cruzar el Bosque Oscuro.
  • Ya nos queda menos para llegar al Santuario, dijo la maga.
    Fue entonces cuando un grupo de orcos apareció delante de ellas. Esta vez las elfas decidieron luchar. Sacaron sus arcos y flechas y mataron a todos los orcos que protegían el Santuario. La maga cerró los ojos para poder concentrarse. De repente, los abrió y se dirigió a una gran roca. La movió con sus poderes y allí estaba la Piedra de la Esperanza. Ya podían volver a casa. Su mundo sería a partir de ahora un lugar mejor.

FIN.

Era Maleck uno de los cinco fantásticos magos que había sido seleccionado por su reino para una difícil misión, la de capitanear un pequeño grupo de 5 humanos con mandobles muy bien entrenados para adentrarse en el gigantesco bosque oscuro, poblado por los peligrosos orcos y almas de luz oscura y llegar hasta un antiguo santuario para buscar la piedra de la esperanza. Según una antigua profecía, quien tuviese esa piedra podría dominar a las almas oscuras de quienes querían gobernar todos los reinos e imponer el mal para el resto de los tiempos.

  • Sois el mejor grupo que podríamos reunir. Durante miles de años hemos buscado la piedra de la esperanza, pero creo que lo hemos hecho en el lugar equivocado -dijo el rey.
    -Ha llegado a nuestro poder, desde más allá del Mar Profundo, un plano antiquísimo. Hemos hecho una copia para que podáis llevárosla en esta peligrosa misión.
    -Nuestro reino y el resto de reinos amigos dependen de vosotros. Cada vez el ejército de orcos y almas de luz oscura es más numeroso y nuestros espías nos informan que se aproxima la guerra. Sois nuestra última esperanza. Salid al amanecer y mucha suerte, la vais a necesitar, dijo el Rey. -Gracias, majestad, dijo Maleck. ¿Pero no cree que necesito más magos? los humanos con mandobles podrán derrotar a los orcos, pero no a las almas de luz oscura. Para eso necesitaré más magos con la carrera de la oscuridad, porque de lo contrario no podrán derrotar a las almas de luz oscura, mi señor. De acuerdo, entonces valla por la ruta de los grandes álamos ,hay muchos magos con la carrera de la oscuridad, según se encuentre con ellos dígales que vallan con usted. De acuerdo mi señor.-
    Tras esto, Maleck se dio la vuelta y fue a prepararse para la mision. Al día siguiente se encontraron en las puertas del reino y salieron al alba. En los diez primeros días no pasó nada, simplemente fueron caminando y hablando de su vida.
    El día 11 reclutaron a los dos primeros magos y se encontraron con siete orcos que no sabían luchar muy bien, les derotaron. El día 17 se encontraron con el primer ejército bien armado, que además contenía almas de luz oscura. Los humanos con mandobles derotaron a los orcos pero las almas de luz oscura les consiguieron hacer daño aunque los magos las derotaron.
    el día 19 llegaron al santuario pero todo parecía muy tranquilo, Maleck lanzó un hechizo que consiguió una distracción entonces empezaron a salir orcos y almas de luz oscura de todos lados, en ese momento Maleck grito- AL ATAQUE- y los magos y humanos con mandobles atacaron a los orcos y almas de luz oscura. Lucharon durante horas, días, incluso semanas. Finalmente acabaron venciendo.
    Fueron a coger la piedra de la esperanza y se dieron cuenta de que no estaba. En ese momento apareció la Oscuridad, la reina de todos los orcos y almas de luz oscura. La Oscuridad apareció y les dijo que si querían la piedra de la esperanza tendrían que matarla porque la piedra de la esperanza estaba dentro de ella.
    Entonces lucharon y lucharon contra Oscuridad y la derotaron. Muchos se quedaron en el campo de batalla, allí lucharon dándola vida por sus compañeros. Maleck reunió al pequeñísimo grupo que sobrevivió, entre todos se ayudaron, curaron sus heridas y volvieron al reino con la piedra de la esperanza. Tras reunirse con el Rey y contar como sucedió todo fueron conscientes de que habían traído junto con la piedra esperanza un tiempo de paz y alegría para todos. Les hicieron una gran fiesta en su honor y ese día fue recordado para siempre.
    Fin


Mística era una elfa que había sido seleccionada por su reino para una difícil misión, la de capitanear un pequeño grupo de 5 hadas y magos muy bien entrenados para adentrarse en el gigantesco bosque oscuro, poblado por los peligrosos gigantes y llegar hasta un antiguo santuario para buscar la piedra de la esperanza. Según una antigua profecía, quien tuviese esa piedra podría dominar a las almas oscuras de quienes querían gobernar todos los reinos e imponer el mal para el resto de los tiempos.

  • Sois el mejor grupo que podríamos reunir. Durante miles de años hemos buscado
    la piedra, pero creo que lo hemos hecho en el lugar equivocado -dijo el rey. -Ha llegado a nuestro poder, desde más allá del Mar Profundo, un plano antiquísimo. Hemos hecho una copia para que podáis llevárosla en esta peligrosa misión.
    -Nuestro reino y el resto de reinos amigos dependen de vosotros. Cada vez el ejército de gigantes es más numeroso y nuestros espías nos informan que se aproxima la guerra. Sois nuestra última esperanza. Salid al amanecer y mucha suerte, la vais a necesitar, dijo el Rey.
    -Gracias, majestad, dijo Mística.
    Tras esto, dio la vuelta y fue a prepararse para la misión más difícil de su vida, todo el grupo estaba listo para partir. Las hadas llevaban su barita mágica que les permitía convertirse en animales. Los magos llevaban su libro de hechizos por si acaso.
    Emprendieron el viaje, la elfa no conocía de nada a los otros cinco que iban con ella. Llegaron al bosque místico, cuando llegaron olleros extraños ruidos como tin tin.
    -¿Que es eso?- pregunto mística.
    -no lo se, parece el sonido de una campana- contestó una de las hadas.
    De repente una persona con armas grito “ a por ellos”.
    Los 2 magos los convirtió en una calabaza pero a uno de los magos le dispararon y murió, después los guerreros se fueron.
    -¡Oh no amigo!- exclamó el mago.
    -Tenemos que trabajar en equipo no podemos perder, sino nuestro pueblo estará controlado- agregó mística.
    Se fueron y dejaron ahí al mago, unas tres horas después llegaron a las ruinas oscuras. Miraron el mapa, y llegaron a un reino llamado “El reino de la alegría” -¿Llegaremos pronto?- pregunto mística.
    -Si, el siguiente es el bosque oscuro.
    Pasaron sin distraerse con ningún puesto ni ninguna persona porque tenían mucha prisa.
    Un chico alto se les acercó y les pregunto que adonde iban, ellos dijeron que iban al bosque oscuro. El chico les entregó una piedra brillante que obtenía cualquier poder que elijas, el chico se giró y desapareció.
    Llegaron tras otras 3 horas caminado al bosque oscuro, allí vieron un montón de gigantes durmiendo, parece que se estaban hachando una siesta antes de atacar. Llegaron y cogieron la piedra “se preguntaron qué difícil es esto, seguro tiene trampa” de repente los gigantes se despertaron y pisaron a un hada, ahora solo quedan 4 miembros que tendrán que llevarse de ahí la piedra. ¿Lo lograran?
    Les quedaba poco tiempo, la elfa empezó a disparar flechas pero sin querer le dio al último mago que quedaba. El gigante hambriento se zampó a un hada. Mientras mística la elfa pensaba “ oh no, solo quedó yo y un hada. ¿Y si la encierro en una mosquetera irrompible.”
    -¡Hada sígueme a un lugar seguro!- grito mística. -Claro- le contestó.
    La elfa cogió la pierda y se dirigió hacia el reino. Cogió el camino corto porque en realidad les llevó por el camino más peligroso.
    -llegue majestad- dijo mística.
    -Bien,¿Y los demás?- pregunto.
    -Se murieron- dijo entre lágrimas falsas.
    -Bueno no pasa nada ya que nos trajiste la piedra serás la princesa del reino- dijo el rey. Al final la elfa fue la mejor princesa del mundo.
    FIN.


Lolo era un centauro que había sido seleccionado por su reino para una difícil misión, la de capitanear un pequeño grupo de 5 sátiros muy bien entrenados para adentrarse en el gigantesco bosque oscuro, poblado por los peligrosos orcos y llegar hasta un antiguo santuario para buscar la piedra de la esperanza.
Según una antigua profecía, quien tuviese esa piedra podría dominar a las almas oscuras de quienes querían gobernar todos los reinos e imponer el mal para el resto de los tiempos.

  • Sois el mejor grupo que podríamos reunir. Durante miles de años hemos buscado la piedra,
    pero creo que lo hemos hecho en el lugar equivocado -dijo el rey.
    -Ha llegado a nuestro poder, desde más allá del Mar Profundo, un plano antiquísimo. Hemos hecho una copia para que podáis llevárosla en esta peligrosa misión.
    -Nuestro reino y el resto de reinos amigos dependen de vosotros. Cada vez el ejército de orcos es más numeroso y nuestros espías nos informan que se aproxima la guerra. Sois nuestra última esperanza. Salid al amanecer y mucha suerte, la vais a necesitar, dijo el Rey.
    -Gracias, majestad, dijo Lolo.
    Tras esto, dio la vuelta y fue a prepararse para la misión.
    Cogió una mochila y guardó muchas cosas como comida, agua, cuerda y muchas cosas más. Al salir del reino, empezaron a oír una vocecita y poco después se dieron cuenta de que era un hada.
    -Hola, soy Mimi. ¿Vais a buscar la piedra de la esperanza?, dijo la pequeña hada.
    -Si, contestó Lolo.
    Después de caminar un rato largo vieron de repente un misterioso río que no salía en el mapa, intentaron cruzar el rio varias veces pero no lo consiguieron.
    -Y si cogemos piedras y las tiramos al río podríamos pasar por encima de ellas, dijo un valiente sátiro mientras sonreía.
    -¡Que buena idea!, agradeció la pequeña hada.
    Tras seguir los consejos del sátiro consiguieron cruzar el río. Siguieron andando y se encontraron con un orco cerca de las montañas al pie del bosque oscuro. Nada más verle se escondieron para que no les atacara.
    -Coger los arcos y disparar-dijo Lolo.
    Uno de los amigos sátiros alcanzó el ojo del orco haciéndole caer al suelo de dolor y Lolo se acercó rápidamente hacia él para que les diera indicaciones de cómo llegar al bosque oscuro y cuantos enemigos más se iban a encontrar.
    Siguieron adelante con su andadura y al llegar a la entrada del bosque oscuro vieron una luz azul a lo lejos, entendieron que era hacia allí a donde se tenían que dirigir.
    Prosiguieron el camino sin ningún tipo de sobresalto, pero cuando llegaron a la luz vieron que la piedra estaba custodiada por un perro gigante, de tres cabezas, con alas.
    Tenían que planear como acercarse a la piedra de la esperanza sin que el perro les viera y entonces fue cuando al hada se le ocurrió darle un hueso gigante y esperar a que se durmiera de cansancio. Cuando al fin el perro se durmió cogieron la cuerda que Lolo había guardado y ataron al perro a un árbol cercano para que no pudiera salir detrás de ellos.
    Con la piedra en la mano solo les quedaba volver a su casa con el sabor de la victoria.
    Cuando llegaron al reino el rey dijo:
    -Sabia que podía confiar en vosotros. Ahora estaremos a salvo de todos los monstruos.
    Así fue como este día paso a la historia como el día de la salvación y se convirtió en fiesta todos los años.

FIN.

Y por último…

Anastasio era un mago que había sido seleccionado por su reino para una difícil misión, la de capitanear un pequeño grupo de 5 elfos mágicos muy bien entrenados para adentrarse en el gigantesco bosque oscuro, poblado por los peligrosos orcos y llegar hasta un antiguo santuario para buscar la piedra de la esperanza.
Según una antigua profecía, quien tuviese esa piedra podría dominar a las almas oscuras de quienes querían gobernar todos los reinos e imponer el mal para el resto de los tiempos.
-Sois el mejor grupo que podríamos reunir. Durante miles de años hemos buscado la piedra, pero creo que lo hemos hecho en el lugar equivocado -dijo el rey.
-Ha llegado a nuestro poder, desde más allá del Mar Profundo, un plano antiquísimo. Hemos hecho una copia para que podáis llevárosla en esta peligrosa misión.
-Nuestro reino y el resto de reinos amigos dependen de vosotros. Cada vez el ejército de orcos es más numeroso y nuestros espías nos informan que se aproxima la guerra. Sois nuestra última esperanza. Salid al amanecer y mucha suerte, la vais a necesitar, dijo el Rey.
-Gracias, majestad, dijo Anastasio.
Tras esto, dio la vuelta y fue a prepararse para la misión cogió todo lo necesario y por supuesto su libro de hechizos.
Al salir el sol, Anastasio y los cinco elfos se pusieron en marcha hacia el bosque oscuro. Al llegar se encontraron a la primera patrulla de orcos que estaba vigilando la zona, pero siguieron adelante sigilosamente durante dos horas más. Anastasio y los suyos decidieron pasar la noche al lado de un lago mientras los elfos dormían. Anastasio buscaba y buscaba entre las paginas del libro cuál sería el conjuro que podría hacer para encontrar la piedra de la esperanza hasta que dio con el perfecto seria una poción de invisibilidad. Para así adentrase en lo sitios y que no les descubriesen. Era perfecto, pero también uno de los más difíciles de preparar debido a los ingredientes que tendría que llevar.
Era casi imposible de encontrar el ingrediente principal que era una flor llamada Azalea desconocida lo único que se sabía era que estaba en el bosque oscuro así que Anastasio ya tenía un plan.
Se fue a descansar, a la mañana siguiente empezarían.
-Anastasio Anastasio, le despertaba el elfo Aragorn.
-Que quieres Aragorn, le dijo Anastasio.
-Que vamos a hacer ya son casi las siete y media y se tiene que levantar.
-vale ahora voy y te cuento el plan que tengo para encontrar la piedra, comentó Anastasio. -primero encontrar la flor Azalea, iréis tú y Angrod segundo paso montar un refugio, lo montaremos yo, Caranthir, Celegorm y Círdan aquí mismo para preparar la pócima.
Aragorn y Angrod fueron en busca de la Azalea, Anastasio y los tres elfos se pusieron manos a la obra. Tras haber pasado una semana y que hubiesen terminado el refugio Angrod y Aragorn no habían regresado Anastasio estaba un poco preocupado pero confiaba en que volverían y tenia razón al día siguiente, regresaron con la flor. Anastasio empezó con la pócima que llevaba un poco de romero, Azalea, moco de elfo y hongos saltarines. Cuando la terminó se pusieron en marcha hasta llegar al santuario, que estaba todo rodeado de orcos buscando la piedra de la esperanza.
Allí Anastasio y los elfos se bebieron la pócima para entrar en el santuario sin que les viesen y poder buscar la piedra. Nada más entrar el elfo Aragorn vio una luz que provenía de una alcantarilla la abrieron y allí estaba la piedra de la esperanza la cogieron, fueron al reino y les recibieron como unos héroes.
FIN.

Espero que os hayan gustado, han hecho un “fantástico “ trabajo.

Un saludo y nos vemos en la biblioteca. Alberto.

Comentarios cerrados.