Queríamos ofrecer en la tarde del viernes una fiesta al estilo barroco, todo un espectáculo en sí mismo donde diversión, textos dramáticos, actuación, música y canciones son otro personaje más.

El último viernes de clase no se representó una obra; pero sí teatro. Parecen la misma cosa, ¿verdad?; pero no lo es.

En nuestro grupo de teatro Teatronopio hemos trabajado durante el año estas dos perspectivas para mostraros una representación con varios textos dramáticos del género menor dramático del Barroco: loa, entremés, mojiganga de Bernardo Quirós y Calderón de la Barca con una canción de Juan Del Enzina como fin de representación.

El patio del Vegasur se convirtió en una Corrala de Comedias en la que representó una Fiesta Barroca: con textos cómicos clásicos y finalizamos con canciones y bailes de la época.

La palabra Barroco originalmente viene del portugués y designaba a las perlas que eran irregulares o deformadas y de ahí cogió el nombre este movimiento cultural europeo del siglo XVII.

A grandes rasgos se puede considerar que la literatura barroca totalmente contraria a su antecesora, el Renacimiento, donde su ideal estético venía de la armonía y belleza idealizada del mundo. Por lo tanto el Barroco se caracterizará por la falta de medida tendiendo a la exageración, el movimiento, acción, impresionar al espectador conmoviéndolo, y la realidad mostrada no es idealizada; llegando a ser incluso un hiperrealismo, con lenguaje soez o escatológico.

En cuanto al teatro, como tal nació en este siglo, ya no son pasacalles o simples representaciones de textos, adquirieron la dimensión con la que en la actualidad conocemos el arte escénico .Se profesionalizó mediante compañías que actuaban ya en un espacio dedicado solo para las representaciones (antes de este siglo se hacía en iglesias o en calles), uno de ellos es el Corral de comedias para el teatro urbano. Se hizo un sitio en el ocio de la sociedad del siglo XVII para todos, de todas las clases sociales. Pagaban entrada y tenían que hacer obras que sorprendieran y cubrieran esas expectativas, llenas de espectáculo. Con la representación total: fiesta y espectáculo.

X