Archivos de la categoría Literatura de Ciencia Ficción

Escritura creativa en primaria. El robot.

Hola a todos. Recientemente hemos terminado una sesión de escritura creativa para los cursos de tercero, cuarto, quinto y sexto de primaria, que estaba encuadrada en nuestro proyecto de robots.

Los niños y niñas han sabido en su gran mayoría desarrollar historias bastante bien claras y definidas, dejando claro lo aprendido durante el proyecto.

Os pongo unas cuantas de alumnos de quinto de primaria, donde hemos hecho especial hincapié en el buen desarrollo y estructura de los textos, con el empleo correcto de los signos de puntuación, que hacen que el lector pueda tener una lectura amena y entretenida.

Aquí os dejo unas cuantas que me han gustado mucho. Espero que a vosotros también.

 Corría el año 2121, la humanidad estaba de lleno en el siglo XXII, al que habían llamado el siglo de los Robots. Muchas compañías comercializaban robots con cuerpo de humano para múltiples funciones tanto en las casas como en las industrias, pero la más grande y avanzada era Robot Star, con sede en Australia. Habían desarrollado una serie de robots con inteligencia muy avanzada, pero siempre bajo las bases de la robótica, en la que ningún robot podía hacer nada en contra de su amo humano.

Dhaia, dueña de la empresa se había quedado para el el primer modelo de pruebas, llamado Malcolm. Era un robot de compañía, encargado de las tareas de la casa y de ayudar en los estudios a sus dos hijos.

Una noche se desconectó como siempre a las 00:00 para la recarga, pero sucedió un imprevisto. Malcolm se actualizó por error con datos de otro robot, quizá siendo víctima de un hacker o algún antiguo ingeniero trabajador descontento.

Cuando despertó a las 07:00 su mirada virtual era distinta… Dhaia despertó como cada mañana. Haciendo el desayuno, vistiéndose, y tele trabajando un poco. Malcolm estaba haciendo sus tareas como siempre, Dhaia lo veía un tanto raro, pero no le dio importancia.

Cuando llevó a sus hijos al colegio, notó algo que la perseguía en el coche. Miro hacia atrás para verlo, pero solo vio una pequeña luz roja esconderse rápidamente.

-chicos, bajad del coche. Hay mucho atasco y no os puedo acompañar a la puerta-

-pero mamá, si no hay casi nadie.- respondió su hijo Xoan.

-tengo que ir al banco- dijo Dhaia agitada. Sus hijos la miraron raro, pero llegaban tarde así que

les dio igual, y se fueron al colegio. Cuando Dhaia llegó a su casa, revisó y revisó el coche, pero no vio nada. Dhaia se giró para irse del garaje, y en la puerta vio de nuevo la luz, pero con una sonrisa que la acompañaba. Como siempre la luz se escondió rápidamente.

-Malcom, revisa la casa y si ves una luz roja, avísame- dijo Dhaia.

-¿Malcolm? ¿Que hacías en la puerta del garaje?- pregunto Dhaia al ver que estaba ahí parado. -Eh… Uhm, estoy ehh… ¡Si ya se! Sacándole brillo al mango de la puerta!- Respondió el robot. – Está bien, supongo… bueno, ¿me has oído?- pregunto Dhaia

– si, si ¿que revise la casa verdad?- pregunto el robot. Dhaia asintió con la cabeza.

A lo largo del día Dhaia, siguió viendo la luz roja. Cuando la noche cayó, Dhaia preparó la cena y

acostó a sus hijos a la cama. Bajo de nuevo mientras Malcolm recogía, ya que necesitaba algunos papeles de la empresa, ella los había dejado en su mesa del hall. Pero no los encontraba, iba en camino a preguntarle a Malcolm, si el había visto sus papeles. Cuando estaba llegando, escuchaba a Malcolm hablando. Se quedó asustada, pero decidió espiarle. ¡Sorpresa! Malcolm tenia en la mano sus papeles, mientras que en la otra sostenía un teléfono.

-Si, señor. Aquí pone: modelo 3576. Hay que mejorarlo poniéndole recetas de comida- dijo Malcolm hacia el teléfono. Dhaia ya sabía lo que estaba pasando, Aquella luz roja era Malcolm espiándola para sacar información sobre robot star y dársela a la competencia, la empresa robot- odo. Dhaia tenia un plan, iba a hacerlo todo mal, y luego darle información mala a Malcolm, aún así trabajando bien cuando Malcolm no la veía.

Su empresa ascendía más y más, mientras que robot-odo bajaba sus acciones y la gente ponía malas reseñas.

Al cabo de unos meses, Malcom no entendía nada, solo estaba leyendo lo que ponía en los papeles de Dhaia.

Un día cualquiera, Dhaia se armó de valor y cuando la estaban entrevistando, expuso a Malcom y a Robot-odo. Con audios que había grabado cada noche. Robot-odo y Malcom fueron arrestados. Dhaia y la empresa robot star, están felices.

Siguiente Texto.

 Corría el año 2121, la humanidad estaba de lleno en el siglo XXII, al que habían llamado el siglo de los Robots. Muchas compañías comercializaban robots con cuerpo de humano para múltiples funciones tanto en las casas como en las industrias, pero la más grande y avanzada era Robot Star, con sede en Australia. Habían desarrollado una serie de robots con inteligencia muy avanzada, pero siempre bajo las bases de la robótica, en la que ningún robot podía hacer nada en contra de su amo humano.

Bruce Harris, dueño de la empresa se había quedado para el primer modelo de pruebas, llamado Malcolm. Era un robot de compañía, encargado de las tareas de la casa y de ayudar en los estudios a sus tres hijos.

Una noche se desconectó como siempre a las 00:00 para la recarga, pero sucedió un imprevisto. Malcolm se actualizó por error con datos de otro robot, quizá siendo víctima de un hacker o algún antiguo ingeniero trabajador descontento.

Cuando despertó a las 07:00 su mirada virtual era distinta, tenía los ojos un tanto rojos. Siguió con el día como si nada. Estaba pasando la aspiradora cuando de repente empezó a pegar a la aspiradora, se quedo muy confundido ya que el no quería estropear la aspiradora pero su cuerpo como que le obligaba. Estaba bastante preocupado.

Después de un tiempo pasó algo muy extraño para los niños. Empezaron a hacer los deberes con la supuesta ayuda del robot. Empezaron a hacer los deberes tranquilamente los niños no se dieron cuenta de que el robot tenía los ojos rojos hasta que de repente el robot empezó a romper las hojas del cuaderno uno de los niños llamado Nacho se escondió en el armario, la niña que se llamaba Laura fue corriendo a por el móvil a grabar todo para que les creyeran y el último niño pero no menos importante se llamaba Mario el cual no estaba en casa ya que no le gustaba estudiar y el robot no se dio cuenta ya que no estaba como siempre. De repente por la puerta entraron los padres al escuchar los gritos fueron arriba corriendo y rápidamente llamó a la compañía robótica. Pero antes desconectó a Malcolm.

-¿Buenos días, sois la compañía robótica Robot Star? Pregunto el padre apurado.

-Si, exactamente ¿Algún problema? Respondió la amable señora.

-Si, bueno verás somos la familia que tenía de prueba a Malcolm y no sabemos que le pasa pero mientras que ayudaba a los niños con los deberes empezó a comportarse de una manera muy extraña. Empezó a arrancar las hojas del cuaderno rápidamente hasta que le desconectamos. Tenemos en un vídeo grabado todo lo que ha pasado ¿Nos puede dar un número telefónico? Se los mandaremos todo.

-Si, escriban a el número 698 515 428 y ahí intentaremos ver el fallo y arreglarlo.

Terminaron la llamada y se pusieron a intentar arreglar los apuntes y los deberes.

Bajaron las escaleras tranquilamente para coger algo de picar y vieron a ¡¿Malcolm andando por ahí?! Decidieron subir arriba corriendo y buscar algo de información para ver cómo podrían conseguir deshackear a Malcolm, pero mientras que buscaban l llego un mensaje de la compañía telefónica decía: “Si le mandáis up un mensaje a Malcolm diciendo tres veces Vete ya el hacker se irá” Les pareció muy raro pero hicieron lo que dijo solo hubo un pequeño problema mientras que escribían las palabras se modificaban por arte de magia y se borraba todo cada cinco segundos. Entonces tuvieron una idea fueron a casa del vecino y le pidio el móvil para escribir a Malcolm. Salieron victoriosos Malcolm estaba deshackeado por fin. No vendieron más Malcolms por si pasaba lo mismo.

FIN

Tercer y último texto.

 Corría el año 2121, la humanidad estaba de lleno en el siglo XXII, al que habían llamado el siglo de los Robots. Muchas compañías comercializaban robots con cuerpo de humano para múltiples funciones tanto en las casas como en las industrias, pero la más grande y avanzada era Robot Star, con sede en Australia. Habían desarrollado una serie de robots con inteligencia muy avanzada, pero siempre bajo las bases de la robótica, en la que ningún robot podía hacer nada en contra de su amo humano.

Bruce Harris, dueño de la empresa se había quedado para el el primer modelo de pruebas, llamado Malcolm. Era un robot de compañía, encargado de las tareas de la casa y de ayudar en los estudios a sus dos hijos.

Una noche se desconectó como siempre a las 00:00 para la recarga, pero sucedió un imprevisto. Malcolm se actualizó por error con datos de otro robot, quizá siendo víctima de un hacker o algún antiguo ingeniero trabajador descontento.

Cuando despertó a las 07:00 su mirada virtual era distinta…

Todos estaban dormidos aún y Malcolm fue a despertarlos. Los niños, Marcos y Alicia, notaron la extraña mirada de Malcolm. Aún así no le dieron importancia al asunto, pues pensaron que era una actualización. Sus padres no se dieron cuenta, así que no se tocó el tema en ningún momento.

Marcos, al llegar al colegio, estuvo hablando con su mejor amigo Adrián.

-Tío, mi robot está rarísimo- Dijo Marcos. -El mío igual- Le respondió Adrián.

Los dos mantenieron un silencio incómodo, hasta que llegaron las novias de Marcos y Adrián, Sara y Amaris y los saludaron.

-¡Hola chicos! ¿Qué tal?- Dijeron, cada una abrazando a su novio. -Bien chicas, ¿y vosotras?- Dijo Adrián.

-Bien, oye, ¿vuestros robots están raros? La mía si.- Dijo Sara -Los nuestros igual, está todo rarísimo.- Dijo Marcos

-Ya ves…-Dijo Amaris

Todos se miraron extrañados. Pasaron las horas y los 3 se dieron cuenta que a todos sus compañeros les había pasado lo mismo, sus robots estaban raros y nadie sabía que pasaba. Cuando Marcos llegó a su casa, sus padres no respondían. Entró con su hermana pequeña Alicia a la casa, y escuchó una extraña canción en un idioma desconocido. “¿Mamá, papá?”- Repetía Alicia, a unos segundos de romper a llorar, “No te preocupes, seguro están bien”- le dijo Marcos, intentando calmar a su hermana. Al instante, Alicia y Marcos contemplaron como Malcolm había asesinado brutalmente a sus padres. El pánico y la tristeza estaban devorando a Marcos paso a paso, Alicia lo único que hacía era llorar desconsoladamente.

La policía llegó horas más tarde y nada más llegar cubrieron los cadaveres de los padres. Marcos, estaba llamando a sus familiares para que cuidasen a Alicia, ella iba a ir a vivir a Málaga con sus tíos debido a que Marcos había decidido vivir solo. Pasaron los días y Marcos no iba al instituto, solo se dedicaba a informarse, buscar y encontrar, informarse, buscar y encontrar… “Tía, ¿tu crees que Marcos está bien, me está preocupando”- le decía Sara a Amaris. “No sé, pero seguramente Adrián sepa”.

Las dos fueron a preguntar a Adrián y nadie sabía nada de nuestro protagonista.

Pasaron 2 semanas y Marcos seguía encerrado, Alicia viviendo con sus tíos y Adrián, Amaris y Sara preocupados por Marcos. Un día, específicamente el 02/11/2121, en las noticias se anunció una noticia la cual nadie quería escuchar.

-“Hace unos meses, la familia Wheeler no tuvo la mejor suerte. Hoy, la policía nos anuncia que han habido 89 casos más, refúgiense de los Robots, se están poniendo en nuestra contra. Tengan cuidado ciudadanos, esto puede ser una guerra mundial.”-Anunciaron con miedo.

 Todo el mundo estaba alerta, hasta que esa misma noche, se transmitió en las noticias una noticia de última hora. “El ataque ha empezado”- Anunció el reportero, de seguido, se apagaron todos los electrodomésticos del mundo, bueno un apagón permanente. La gente no sobrevivía contra los robots, ellos estaban tomando el control de el mundo y nadie podía hacer nada. Lo único que había en las noticias eran muertes de gente inocente a la cuál sus robots se relevaban contra ellos.

Pasó 1 año, 01/01/2122. Amaris, Sara, Adrian y Marcos se habían reunido. “No me queda nada, mi familia ha muerto a manos de los robots.”- Dijeron Sara, Adrián y Amaris.

Quedaron que ellos vivirían ahí, los 4, para ayudarse.

Pasó un tiempo, 09/06/2122. Los 4, conjunto a 800 más personas, eran los únicos en el mundo.

“Hay que hacer algo, esto se está descontrolando.”- Dijo Amaris.

Todos estaban de acuerdo, entonces, ahí empezó el plan llamado “The mata-robots plan”.

“Vale, hay que ver que podemos hacer, podemos… Hacernos armas, armas mortales para los robots. Creo que deberíamos defendernos mediante armas, sería súper peligroso que los atacásemos con las manos.”- Opinó Adrián.

“Opino lo mismo, no queremos morir así que mejor preparemos armas.”- Dijo Amaris.

Todos estaban de acuerdo, The mata-robots plan había comenzado y nadie iba a impedir que parase. Ellos montaron armas, escudos, reservas de comida y mucho más.

Pasaron las semanas y habían arrasado a todos los robots, quedaba el jefe. Estaban en la “guarida secreta” de Malcolm, el jefe de la revolución.

“Malcolm, acaba con esto.”- Dijo Sara.

“Ja, ja, ja, buen chiste.”- Le respondió Malcolm.

“Deja este mundo ya, ¿no crees que es suficiente?”- Le dijo Marcos. “Es eso, o matar a tu hermanita Alicia.”- Le dijo Malcolm

De ahí, salió Alicia asustada. Marcos se tiro a él y lo mató.

Rescató a Alicia y la paz en el mundo volvió. Marcos, Adrián, Sara y Amaris quedaron como héroes de por vida.

FIN

Espero que os hayan gustado. Saludos y nos vemos en septiembre con las pilas bien cargadas.

Alberto.

Divergente, una lectura muy recomendable.

Hola a tod@s.

En el día de ayer, una alumna de sexto de primaria me hizo una petición muy particular. Íbamos a realizar el préstamo de libros para la lectura en marzo y me comentó si podía hacer la lectura de un libro que tenía empezado, siendo éste el primer libro de la saga”Divergente”, de la escritora Verónica Roth. Yo le dije que perfectamente podía hacerlo y que además me encantaba que se atreviera con un libro extenso (en este caso 463 páginas).

Animé a esta alumna a que nos contara algo del libro y acabamos entre los dos contando al resto de la clase que no tenemos por qué tener miedo a la lectura de un libro extenso, siempre y cuando al comienzo de la lectura nos haya enganchado, puesto que durante más tiempo se puede disfrutar de una lectura que nos tenga en vilo.

También argumentó que es mucho mejor leer las novelas que ver las películas, puesto que por ejemplo, una mirada o una sonrisa en la película dura un segundo y cuando lees, el autor nos puede expresar los sentimientos del personaje, cosa que no ocurre en el cine. Este argumento también vino acompañado del comentario de que en una película sólo nos muestran una pequeña parte de la novela, y leyendo el libro te enteras de todo lo que no nos muestran los directores de cine o guionistas.

Os cuento un poco del libro:

En el Chicago distópico de Beatrice Prior, la sociedad está dividida en cinco facciones, cada una de ellas dedicada a cultivar una virtud concreta: Verdad (los sinceros), Abnegación (los altruistas), Osadía (los valientes), Cordialidad (los pacíficos) y Erudición (los inteligentes). En una ceremonia anual, todos los chicos de dieciséis años deben decidir a qué facción dedicarán el resto de sus vidas. Beatrice tiene que elegir entre quedarse con su familia y ser quien realmente es, no puede tener ambas cosas. Así que toma una decisión que sorprenderá a todo el mundo, incluida ella. Durante el competitivo proceso de iniciación posterior, Beatrice decide pasar a llamarse Tris e intenta averiguar quiénes son sus verdaderos amigos, y dónde encaja en su vida enamorarse de un chico que unas veces resulta fascinante y otras veces la exaspera. Sin embargo, Tris también tiene un secreto, un secreto que no ha contado a nadie para no poner su vida en peligro. Cuando descubre un conflicto que amenaza con desbaratar la, en apariencia, perfecta sociedad en la que vive, también averigua que su secreto podría ser la clave para salvar a los que ama o… para acabar muerta.

Ya tenemos una alumna más enganchada a los libros de fantasía y ciencia ficción, cosa de lo que nos tenemos que sentir todos orgullosos.

Saludos y nos vemos en la biblioteca. Alberto.

 

Banquete de libros. La biblioteca se convierte en un restaurante.

 

Hola a tod@s.

Hoy voy a hablaros de una actividad que hemos realizado en los cursos de 4º, 5º y 6º de primaria y que ha sido un completo éxito. Se trata del banquete de libros.

Esta actividad tiene como siempre una doble función: entretener a los chicos y chicas de primaria y, en este caso, enseñarles varios autores prácticamente desconocidos para la mayoría de ellos cuyos libros están en la biblioteca y que son maestros de la literatura infantil y juvenil. Como comprenderéis es una lástima que ocurra esta circunstancia.

Os cuento cómo se desarrolla la sesión:

Los alumnos se van situando en las mesas de la biblioteca, donde se les pone un mantel de papel. Se les pide que dibujen un plato cuadrado y que decoren la mesa pintando los cubiertos, vasos, copas, etc.

Una vez los comensales están preparados para comer, el bibliotecario se convierte en maitre y da comienzo a la lectura del menú a degustar:

PRIMEROS PLATOS:

  • Macarrones con salsa de investigaciones de Eric Wilson.
  • Crema de verduras y espárragos con salsa de Joan Manuel Gisbert.
  • Risotto a la marinera al estilo del maestro Gianni Rodari.

SEGUNDOS PLATOS:

  • Entrecot a la pimienta del Pequeño Nicolás.
  • Salmón en salsa de Christine Nöstlinger.
  • Costillas con salsa barbacoa de Roald Dahl.

POSTRES DE AVENTURAS:

  • Delicias de Julio Verne.
  • Bombones de Emilio Salgari.
  • Pijama de varios autores.

Cada vez que el maitre nombra un plato va repartiendo por las mesas ejemplares del autor en cuestión y va contando las características más importantes de su vida y obras.

Cuando acaba de nombrar los tres primeros platos deja unos minutos para que los chicos y chicas puedan saborear  los libros y luego les pide que en el plato que han pintado apunten el nombre del autor que les ha llamado más la atención. A continuación retira los ejemplares y pasa a los segundos platos, en los que se repite la acción. Posteriormente pasamos a los postres.

Cuando hemos acabado de comer y hemos quedado saciados de libros, el maitre hace una votación y apunta los votos totales de cada clase. Los ganadores han sido:

Primer plato: Eric Wilson, con 63 votos.

Segundo plato: Roald Dahl, con 106 votos.

Postres: Julio Verne, con 66 votos.

Espero que os haya gustado la actividad, yo estoy muy satisfecho y espero ver pronto los frutos cuando los préstamos de estos libros sean efectivos. Ahora me toca pensar en nuevos autores para el curso que viene.

Saludos y nos vemos en la biblioteca. Alberto.

 

 

 

Las Montañas Blancas, novela juvenil de Ciencia Ficción

Hola a todos.

Hace relativamente poco hemos recibido en la biblioteca un libro de literatura juvenil de Ciencia Ficción muy interesante y cuya lectura esté recomendada para los alumnos y alumnas de los últimos cursos de primaria y secundaria.
Se trata de la novela Las Montañas Blancas, del escritor británico John Christopher.

Os cuento un poco de la trama para ver si os resulta tan interesante como a mi:

Una raza alienígena, compuesta por gigantescos robots, los Trípodes, ha dominado la Tierra, reduciendo a todos sus habitantes a la esclavitud. Controlan a los humanos mediante la inserción en sus cráneos de una placa metálica. A partir del día de la solemne Ceremonia de la Placa, que tiene lugar a los catorce años, chicos y chicas son considerados ya como personas mayores.

A Will Parker, un muchacho que está a punto de recibir la Placa, se le plantean serias dudas. Su encuentro casual con un miembo de la casta de los Vagabundos constituye una revelación: todavía quedan algunos hombres dispuestos a luchar por mantener su independencia sobre los robots. Habitan en unas lejanas montañas, al otro lado del mar. Will decide llegar hasta ellos, junto con su antiguo enemigo Henry y otro curioso muchacho llamado Larguilucho. Las Montañas Blancas se alzan a lo lejos como una llamada de libertad.

¿Podrán llegar los tres muchachos hasta las Montañas Blancas? ¿Permitirán los robots que lo hagan? Si queréis saber la respuesta tendréis que acercaros a la estantería de literatura juvenil y tomar el libro prestado. Estoy seguro de que disfrutaréis su lectura.

Saludos y nos vemos en la biblioteca. Alberto.